Hace algunas fechas escribí un artículo en el que realizaba un análisis de los precios de la electricidad en cada uno de los países de la UE segmentando por tipo de consumidor: domésticos, industriales medios e industriales intensivos. El precio de la electricidad en la UE, en España y comparativa con EEUU. Además para concluir el análisis comparé los precios de los diferentes países de la UE con los precios de la electricidad en EEUU.

Ya observábamos entonces que los costes de las políticas energéticas repercutían de manera significativa en los precios de la electricidad. Así países en los que se promocionan las energías renovables frente a otros modelos más convencionales, especialmente la energía de origen nuclear, eran los que tenían precios más altos. Otro aspecto principal es la disponibilidad de recursos energéticos en el país. Además existían otros condicionantes como puede ser el aislamiento geográfico como sucede con las islas o pequeñas regiones aisladas. También observábamos como las políticas energéticas eran soportadas en mayor medida por los consumidores domésticos frente a los consumidores industriales.

Por otro lado veíamos como el precio de la electricidad es sensiblemente más barato en EEUU, con una diferencia del 40% en la banda industrial respecto a la media de la UE, lo que afecta notablemente a la competitividad, especialmente de las industrias electrointensivas europeas y por extensión a las españolas, debido al peso tan alto de la electricidad en sus costes de producción.

Ahora pretendo dar un paso adelante y establecer una comparativa de los precios de la electricidad a nivel mundial, segmentando por tipo de consumidor.

He tratado de tomar una muestra de paises lo suficientemente representativa y para ello he elegido los trece países de mayor PIB. Estos son en orden decreciente: EEUU, China, Japón, Alemania, Reino Unido, Francia, India, Italia, Canadá, Rusia, Australia, España y México. En el siguiente cuadro aparecen todos ellos con su PIB y PIB per cápita para el año 2014.

Cuadro PIB y PIB per cápita de los principales países en el año 2014.
Figura 1. PIB y PIB per cápita de los principales países en el año 2014.

Los precios de la electricidad están referidos a euros corrientes. Dado que no todos los países disponen de estadísticas oficiales sobre los precios de la electricidad, he tenido que recurrir a compañías eléctricas y otras fuentes reconocidas que ofrezcan estos datos. Cuando no he encontrado información oficial, la que he obtenido he tratado de contrastarla en varias fuentes antes de incorporar los datos a mi informe. Aun así podría ocurrir que el lector encuentre alguna discrepancia entre sus datos y los que yo aporto.

Otro aspecto a tener en cuenta es que los precios no contemplan ayudas o incentivos que los gobiernos puedan conceder a industrias o sectores industriales determinados, sistemas de gestión de la demanda para la industria, etc. y que indirectamente pueden rebajar el precio de la electricidad.

Independientemente del país al que hagamos referencia, existe un común denominador en la estructura de la factura eléctrica: existe un término fijo independiente del consumo, y que generalmente depende de la potencia consumida, un término variable función de la energía eléctrica consumida, y los impuestos. La causa de esta doble tarificación hay que buscarla en los monopolios naturales y los precios públicos, aunque esto lo explicaré detenidamente en otro artículo.

Bandas de estudio.

 Dada la heterogeneidad en los precios en función de la banda de consumidores en estudio he segmentado los datos en tres tipos de consumidores. Aprovechando los datos del informe anterior he escogido tres de las bandas de consumo en las que aparecen segmentados los datos en Eurostat:

– Consumidores domésticos –  consumo anual 2.500-10.000 kWh.

– Consumidores industriales medios – consumo anual 500-2.000 MWh.

– Consumidores industriales intensivos – consumo anual superior a 70.000 MWh.

Consumidores domésticos.

En la Figura 2 se muestran los precios para cada uno de los trece países analizados en la banda de consumidores domésticos.

Precio ct €/Kwh consumidores domésticos por paises.
Figura 2. Precio ct €/Kwh consumidores domésticos por pais.

Podemos establecer cuatro grandes grupos de precios homogéneos:

  • Alemania y Australia ocupan las primeras posiciones con un precio entre 25 y 30 ct€/KWh
  • Un segundo grupo integrado por Japón, España, Italia y Reino Unido con un precio comprendido entre 20 y 25 ct€/KWh
  • Un tercer grupo formado por Francia y México con un precio comprendido entre 10 y 20 ct€/KWh.
  • Y finalmente el grupo de países con precios de electricidad más bajos formado por EEUU, Canadá, China, Rusia e India por debajo de 10 ct.€/Kwh.

La diferencia porcentual entre precios extremos es del 329%, es decir la energía eléctrica para un consumidor doméstico en Alemania es 4,3 veces superior que en India, y en torno a 3 veces superior que en Canadá y EEUU. Si bien la renta per cápita en India es muy inferior a la de Alemania, en el caso de EEUU y Canadá hablamos de economías comparables en renta per cápita.

En general en los principales países europeos el precio de la electricidad es particularmente alto. Principalmente por la escasez de recursos energéticos propios como petróleo y gas natural, así como a causa de las políticas energéticas para fomentar el uso de las energías renovables, de reducir el uso de la energía nuclear y de la procedente de fuentes generadoras de CO2, y los impuestos. Francia es la excepción, con precios sensiblemente más bajos y predominio de la energía nuclear en su mix de producción.

Australia se encuentra  a la cabeza de la tabla de precios, con un incremento espectacular de los precios desde el año 2009 de un 40%, justificable en parte pero no totalmente por el fortalecimiento de su moneda.

Japón también presenta unos precios de electricidad extremadamente altos, si bien se trata de un país eminentemente nuclear, desde el accidente de Fukushima en 2011 ha reducido la participación de la energía nuclear en el mix energético hasta el 1%, a cambio de la energía térmica.

España también se encuentra entre los países con el precio de electricidad más caro pero por el contrario se sitúa a la cabeza en el uso de energías renovables en la generación de energía eléctrica, con un 40% del mix procedente de fuentes renovables, solamente superado por Canadá con un 63% y seguido de lejos por Alemania con un 23%.

Canadá es un caso particular al presentar uno de los precios de la electricidad más bajos con el mayor porcentaje de renovables. Esto se debe a la importancia de la energía de origen hidroeléctrico en su mix con un 60% del total, debido a la gran abundancia de este recurso y el bajo coste marginal de esta tecnología.

Estados Unidos también presenta unos precios reducidos de electricidad, si bien en este caso la tecnología preponderante es la térmica procedente principalmente del carbón y del gas, dos recursos energéticos abundantes.

Finalmente indicar los bajos precios de la energía eléctrica en China e India. China tiene un precio regulado y su procedencia es fundamentalmente del carbón. En India también predomina la energía eléctrica de origen térmico.

Igualmente en Rusia destacan los bajos precios, también se trata de precios regulados con procedencia mayoritaria de gas natural, importante recurso natural propio, seguido de hidroeléctrica, nuclear y carbón.

Pero ¿existe realmente una correlación directa entre el precio de la electricidad y el porcentaje de electricidad procedente de energías renovables?. En la figura 3 vemos para cada uno de los trece países en estudio la estructura de la generación de energía eléctrica.

Estructura de la generación de energía eléctrica por paises.
Figura 3. Estructura de la generación de energía eléctrica por pais.

Como vemos no es este el factor único que condiciona el precio de la electricidad, dado que países con muy poca generación renovable como Japón y Australia poseen los precios más caros de electricidad, si bien es cierto que los países que más están invirtiendo en energías renovables de origen solar y eólica como Alemania, España, Italia y Reino Unido se encuentran entre los que poseen los precios más caros de electricidad.

Es interesante realizar el siguiente ejercicio para descubrir cual es el esfuerzo real que supone para los habitantes de cada país el pago de la factura eléctrica. Para esto recurrimos al PIB per cápita obteniendo el ratio entre el precio de la electricidad y este valor.

En el siguiente gráfico hemos hecho este trabajo, y vemos como a los habitantes estadounidenses son a los que menor esfuerzo supone el pago de la factura eléctrica, seguidos de los canadienses, ingleses y franceses. En el lado contrario se encuentran españoles, chinos, mexicanos y finalmente indios, a los que el pago de la factura eléctrica les supone un esfuerzo 24 veces mayor que a los estadounidenses.

Precio ct €/Kwh * 1000 / PIB per cápita por paises
Figura 4. Precio ct €/Kwh * 1000 / PIB per cápita por pais.

Posteriormente analizamos las causas que, desde mi punto de vista marcan el precio de la electricidad.

Consumidores industriales medios.

En la Figura 5 se muestran los precios para cada uno de los trece países analizados en la banda de consumidores industriales medios.

Precio ct €/Kwh consumidores industriales medios.
Figura 5. Precio ct €/Kwh consumidores industriales medios.

Como vemos no varía sustancialmente la posición relativa de cada uno de los países: Alemania y España mejoran alguna posición, y China retrocede desde las posiciones de cabeza hasta una posición intermedia.

Destaca el alto precio de Australia, y se sitúan en la cola del pelotón los países europeos con Italia encabezando el vagón de cola.

Los razonamientos expuestos en el apartado anterior sirven para este apartado. Señalar que de manera generalizada los precios son menores que para los consumidores domésticos porque no contemplan los impuestos al consumo que recaen sobre el último consumidor, porque los peajes son menores al conectarse a tensiones mayores, y porque algunos países repercuten los sobrecostes inducidos por las políticas energéticas principalmente sobre los consumidores domésticos para no penalizar excesivamente la competitividad de las empresas.

Consumidores industriales intensivos.

En la Figura 6 se muestran los precios para cada uno de los países analizados en la banda de consumidores industriales intensivos.

Precio ct €/Kwh consumidores industriales intensivos
Figura 6. Precio ct €/Kwh consumidores industriales intensivos

Como puede observarse la información está incompleta: faltan algunos países y la anormalidad en el precio de Australia es si cabe mayor.

En cualquier caso se conserva la tendencia que veníamos observando en las bandas de consumidores ya comentadas, con los precios mayores en los países europeos salvo en Francia, y Canadá entre los países más competitivos.

China de nuevo se encuentra en la mitad de la tabla, a lo que seguro que contribuyen los recargos que se aplican a la industria pesada altamente contaminante y que pueden alcanzar 500 USD/MWh.

Conclusiones.

Como vemos la diferencia en el precio de la electricidad entre los 13 paises de mayor PIB es muy importante y en la banda de consumidores domésticos el precio de la electricidad en el país con el precio mayor, Australia, es 4,5 veces superior al del país con el precio menor, India.

En general Australia, Japón y los países europeos salvo Francia presentan los mayores precios de electricidad. En el lado opuesto se encuentran EEUU, Canadá, China, Rusia e India.

Si analizamos el esfuerzo que supone para los habitantes de cada país el pago de la factura eléctrica, es a los estadounidenses a los que les supone un esfuerzo menor, seguidos de los canadienses, ingleses y franceses. En el lado contrario se encuentran españoles, chinos, mexicanos y finalmente indios, a los que el pago de la factura eléctrica les supone un esfuerzo 24 veces mayor que a los estadounidenses.

Observando las bandas de consumidores industriales nos encontramos con un panorama similar: encontramos los precios más altos en los países europeos, Australia y Japón; encontramos los precios más bajos en India, Rusia y EEUU; y finalmente tres países en el rango medio-bajo que son Canadá, Francia y Mexico. Esto nos lleva de nuevo a a incidir en un aspecto fundamental que ya comentábamos al principio del artículo: los costes de las industrias electrointensivas europeas, japonesas y australianas se ven indudablemente penalizados frente a las de otros países con niveles de renta similar como EEUU o Canadá, y por supuesto con países con un nivel de renta inferior como Rusia, India y Mexico, lo cual afecta notablemente a la competitividad, debido al peso tan alto de la electricidad en sus costes de producción.

A la vista de los resultados el responsable de operaciones y estrategia de una gran multinacional industrial electrointensiva -engloba los sectores metalúrgico, químico, siderúrgico, y gases industriales en la que el coste energético puede llegar a suponer hasta el 50% de los costes de producción- si se guía por los precios de la energía va a tener pocas dudas acerca de en qué países debe localizar sus centros de producción. Elegirá EEUU y Canadá entre los de mayor renta o India entre los países en desarrollo.

Veamos ahora algunos de los principales factores que marcan el precio de la electricidad. Como ya observábamos en el artículo al que hacía referencia al principio de éste, los costes de las políticas energéticas repercuten de manera significativa en los precios de la electricidad. Así países en los que se promocionan las energías renovables frente a otros modelos  energéticos más convencionales, especialmente la energía de origen nuclear, eran los que tenían precios más altos.

Otro aspecto principal es la disponibilidad de recursos energéticos en el país. Vemos como países con disponibilidad de petróleo, gas natural o carbón en abundancia como Rusia, EEUU, China e India, cuentan con precios de electricidad más bajos. Otros como Canadá cuentan con importantes recursos hidricos y centran la generación de energía eléctrica en esta fuente. El caso de Francia es igualmente particular, apostando por la energía nuclear se aproxima a los precios de los países más baratos, y destaca al frente de la UE por sus bajos precios. Japón hasta el accidente de Fukushima también apostaba por la energía nuclear, pero en la actualidad esta apenas aporta el 1% del mix energético a la generación de electricidad y esto repercute en los precios.

Europa que no cuenta con recursos energéticos fósiles abundantes, está apostando por las energías renovables y se ha marcado para el año 2020 el objetivo de alcanzar un grado de penetración del 20% para la cuota global de energía procedente de fuentes renovables y un 10% para la cuota renovable en el transporte. Esto supone un coste a medio plazo en las políticas energéticas sobre renovables, pero a largo plazo ayudarán a la UE a disminuir su dependencia energética.

Además existen otros condicionantes como puede ser el aislamiento geográfico como sucede con las islas o pequeñas regiones aisladas. El tipo de cambio de la moneda local puede influir en el precio de la electricidad comparativamente con el resto de países.

También observábamos variaciones en la posición relativa de algunos países al pasar de una banda de consumidores a otra. Esto se debe bien a políticas de protección a grandes consumidores industriales frente a los consumidores domésticos en el precio de la electricidad para aumentar la competitividad de las industrias tal y como ocurre en los países de la UE; o bien a políticas de penalización a industrias altamente contaminantes y poco eficientes energéticamente como es el caso de China.

Finalmente indicar que países con economías planificadas o parcialmente planificadas como Rusia y China tienen precios de la electricidad intervenidos por lo que pueden distar del precio que se obtiene en un mercado competitivo. Aunque no debemos olvidar que solamente una pequeña parte del precio de la electricidad se obtiene en mercado libre, dado que una parte significativa está regulada mediante tarifas y peajes.

Fuentes:

Eurostat.  http://ec.europa.eu/eurostat

Aemc Australian Energy http://www.aemc.gov.au

International Energy Agency http://www.iea.org/

Comisión Federal de la Electricidad http://www.cfe.gob.mx/

State Grid Corporation of China http://www.sgcc.com.cn/

Government of India https://data.gov.in

Tepco – Tokyo Electric Power Company  http://www.tepco.co.jp/en/index-e.html

U.S. Energy Information Administration. http://eia.gov

Autor: Alvaro Bengoa Legorburu

Anuncios